AnderGraund


jueves, noviembre 21, 2002  


Ya casi no re cuerdo a Joel, era ese tipo tímido, siempre callado, sentado en el ultimo pupitre de el salón, con sus dibujos y libros de colorear. Varias veces hable con el, Joel, el eterno enamorado de su vecina, amante fiel, reservado, y con una mirada desviada, parecía siempre estar drogado. Joel no tenia malas calificaciones, era bueno en matemáticas, física, ingles, relaciones humanas y computación. Comía granolas y jugos gringos, siempre llevaba una servilleta con el, en su mochila, tenia un tenedor, una cuchara y un platito. El no hablaba con nadie, bueno, casi con nadie, yo llegue a platicar unas cuantas veces con el, fue de ahí que me contó lo de Karina, su vecina y su amor platónico, me platico que son muy buenos amigos y que no, nunca se le havia insinuado ni tiene pensado hacerlo, puesto que su timidez es mas grande (yo creo)que su amor/ pasión. Un día Joel no se presento a clases, me preocupo y no se por que, para mi todos en el salón eran X, me daban igual vivos o muertos, dormidos o despiertos, pero Joel despertó en mi un extraño cariño, un cariño algo asi como de amigos de toda la vida de hermanos. Ese día saliendo de clases fui a la dirección a preguntar algo mas acerca de el, gracias a que conocía a la secretaria conseguí su teléfono y dirección, su casa no quedaba muy lejos de la mía asi que decidí ir a visitarlo y ver el motivo de su ausencia ese día en el salón. Llegando a su casa, me recibió su madre, una señora delgada, muy bien vestida y con un olor bastante agradable a perfume caro(aun lo puedo oler), me llevo hasta la habitación de Joel y me dijo que hablara con el, que tenia ya todo el día ahí metido, que no quería comer ni salir a platicar con su vecina, cosa que hacia diariamente. Ese día convencí a Joel de salir a caminar un poco al parque, le dije que ahí le presentaría a mis amigos, que no se preocupara, que no mordían, se acoplo rápidamente, bromeando y contando chistes de “Pepito”, jamás lo havia visto asi y eso me preocupaba aun mas, savia que algo raro pasaba ahí. No fue hasta una semana después que me entere delo sucedido, Joel empezó de nuevo a faltar y a mostrar un dolor en su rostro, algo le pesaba y no savia yo que era. Un día, sentados en la banqueta afuera de su casa, le pregunte que si tenia algún problema, el no contestaba, solo evadía la pregunta invitándome a su casa a jugar un poco con su play station nuevo, acepte para que no se sintiera presionado y pase a su casa, me senté en ese sillón tan lujoso de piel, y admire su gran televisor de monitor extra grande, jugué pero no por mucho tiempo, esos juego de video no me agradan mucho que digamos. De nuevo, pregunte el motivo de la expresión en su rostro, agacho la cabeza y soltó en llanto, lloraba como bebe, no paraba, entre el llanto intento explicarme algo, no entendía ni una palabra de lo que decía, no tenia ni la menor idea de su llanto:¿su papá?¿alguna mascota muerta?¿algún viejo recuerdo?¿una mala racha?, nada, no entendía. No fue sino hasta el siguiente día que entendí el motivo de su llanto, al ver a Karina, su vecina: sonriente, feliz, excitada, extasiada, gritando y llorando de placer en brazos de su madre.
No fue hasta apenas ayer que volví a ver a Joel, salió en las noticias, al parecer no aguanto mas la relación de su madre y su gran amor, las mato a las dos, ahora Joel es famoso, y no como pintor, sino como asesino.

Escrito por el saurosd como a eso de las... 6:35 p. m.
jueves, noviembre 21, 2002

Ya casi no re cuerdo a Joel, era ese tipo tímido, siempre callado, sentado en el ultimo pupitre de el salón, con sus dibujos y libros de colorear. Varias veces hable con el, Joel, el eterno enamorado de su vecina, amante fiel, reservado, y con una mirada desviada, parecía siempre estar drogado. Joel no tenia malas calificaciones, era bueno en matemáticas, física, ingles, relaciones humanas y computación. Comía granolas y jugos gringos, siempre llevaba una servilleta con el, en su mochila, tenia un tenedor, una cuchara y un platito. El no hablaba con nadie, bueno, casi con nadie, yo llegue a platicar unas cuantas veces con el, fue de ahí que me contó lo de Karina, su vecina y su amor platónico, me platico que son muy buenos amigos y que no, nunca se le havia insinuado ni tiene pensado hacerlo, puesto que su timidez es mas grande (yo creo)que su amor/ pasión. Un día Joel no se presento a clases, me preocupo y no se por que, para mi todos en el salón eran X, me daban igual vivos o muertos, dormidos o despiertos, pero Joel despertó en mi un extraño cariño, un cariño algo asi como de amigos de toda la vida de hermanos. Ese día saliendo de clases fui a la dirección a preguntar algo mas acerca de el, gracias a que conocía a la secretaria conseguí su teléfono y dirección, su casa no quedaba muy lejos de la mía asi que decidí ir a visitarlo y ver el motivo de su ausencia ese día en el salón. Llegando a su casa, me recibió su madre, una señora delgada, muy bien vestida y con un olor bastante agradable a perfume caro(aun lo puedo oler), me llevo hasta la habitación de Joel y me dijo que hablara con el, que tenia ya todo el día ahí metido, que no quería comer ni salir a platicar con su vecina, cosa que hacia diariamente. Ese día convencí a Joel de salir a caminar un poco al parque, le dije que ahí le presentaría a mis amigos, que no se preocupara, que no mordían, se acoplo rápidamente, bromeando y contando chistes de “Pepito”, jamás lo havia visto asi y eso me preocupaba aun mas, savia que algo raro pasaba ahí. No fue hasta una semana después que me entere delo sucedido, Joel empezó de nuevo a faltar y a mostrar un dolor en su rostro, algo le pesaba y no savia yo que era. Un día, sentados en la banqueta afuera de su casa, le pregunte que si tenia algún problema, el no contestaba, solo evadía la pregunta invitándome a su casa a jugar un poco con su play station nuevo, acepte para que no se sintiera presionado y pase a su casa, me senté en ese sillón tan lujoso de piel, y admire su gran televisor de monitor extra grande, jugué pero no por mucho tiempo, esos juego de video no me agradan mucho que digamos. De nuevo, pregunte el motivo de la expresión en su rostro, agacho la cabeza y soltó en llanto, lloraba como bebe, no paraba, entre el llanto intento explicarme algo, no entendía ni una palabra de lo que decía, no tenia ni la menor idea de su llanto:¿su papá?¿alguna mascota muerta?¿algún viejo recuerdo?¿una mala racha?, nada, no entendía. No fue sino hasta el siguiente día que entendí el motivo de su llanto, al ver a Karina, su vecina: sonriente, feliz, excitada, extasiada, gritando y llorando de placer en brazos de su madre.
No fue hasta apenas ayer que volví a ver a Joel, salió en las noticias, al parecer no aguanto mas la relación de su madre y su gran amor, las mato a las dos, ahora Joel es famoso, y no como pintor, sino como asesino.


saurosd 6:35 p. m.

xxx
...
[ Simplemente un desperdicio mas de palabras, en este vasto mundo bloguita ]

name:Ander
location:somewere in Ense-nada, refujiado en la psicodelia y eternamente atrapado en la catarsis: su cuarto
e-m@il:mauroutoftime@hotmail.com
Cuentagotas...